Malos hábitos de belleza

Ahora que quedan muy pocos días para que acabe el año y empiece uno nuevo, comienzan los propósitos de enmienda para eliminar para siempre los malos hábitos y costumbres que tenemos.

Dejar de fumar, ponerse a dieta, ir al gimnasio, son los buenos propósitos que más suele proponerse la gente, pero son muchos más los malos hábitos que tenemos y que deberíamos ponerles fin cuanto antes.

De esta manera tendremos una vida mucho más saludable y nuestra piel y aspecto lucirán radiantes y sanos.

No llevar el pelo siempre recogido:
Coletas, trenzas, moños… muchas veces tendemos a abusar de peinados recogidos que se convierten en una costumbre en nuestro día a día por una sencilla razón, son fáciles de hacer y muy cómodos.

Sobre todo debes evitarlo si notas el pelo muy tirante. Ese tirón, que a menudo provoca dolor en el cuero cabelludo, ejerce una tracción constante sobre el folículo piloso haciendo que se irrite, se inflame y pudiendo hacer que se dañe irreparablemente.
Puede hacer que el cabello se caiga y que no vuelva a crecer, ocasionando la llamada “alopecia de tracción”.

Controlar el consumo de azúcar:
Si ya estas vigilando el consumo de bollería y refrescos y tomas sacarina en vez de azúcar te felicito, vas por el buen camino, pero no es suficiente.
A veces nos preocupamos demasiado por el azúcar que le añadimos al café, o el de la repostería y no nos damos cuenta que estamos ingiriendo una gran cantidad de azúcar oculto en otros alimentos, incluso en algunos que tienen un aspecto saludable, como yogures, zumos, cereales o pan.

Es importante que antes de hacer la compra miremos con detenimiento los ingredientes de cada alimento y busquemos términos como sacarosa, melaza, néctar de agave, jarabe de maíz, dextrosa o glucosa entre otros.
Estos son formas de azúcar que están escondidas y que conviene controlar y limitar.

Consejos de belleza

Leer más

Limpieza facial con cepillos Clarisonic

Hay productos de belleza y productos de belleza, ya sabéis lo que quiero decir. Estoy hablando de cremas, spays o herramientas que están muy por encima de todos los demás. Es más, podría asegurar que algunas de nosotras no podríamos vivir sin ellos.

Esos productos encabezan nuestra lista de “que te llevarias a una isla desierta”. Quizás estoy siendo demasiado dramática, pero es casi cierto.

Y entre todos esos must, creo que deberían estar los cepillos sónicos faciales, una verdadera revolución en nuestro ritual de limpieza diario.

Estos cepillos sónicos han cambiado la forma del cuidado de la piel de las mujeres (y de los hombres también) dándonos acceso por primera vez a productos desarrollados por dermatólogos.
Si piensas que limpiarte la cara con las manos y un limpiador es suficiente, estas equivocado, necesitas algo más. Y es ahí donde entran los cepillos sónicos.

Cepillos, nuevos tratamientos de belleza facial

Su sistema de limpieza es el favorito de millones de personas, y por algo será. Los más conocidos son los cepillos Clarisonic.

El primer paso, la limpieza, es esencial pues cuando la piel está libre de impurezas, está mejor preparada para la reparación; tiene menos poros obstruidos, lo que significa menos brotes e imperfecciones; además la barrera cutánea es más fuerte y saludable, por lo que retendrá la hidratación mucho mejor.

Pero aún hay más. Una piel que se limpia correctamente, está mucho mejor preparada para absorber las cremas y productos que se apliquen a continuación, por lo que su efecto será mejor.
Después de cada aplicación, la piel queda suave, brillante y radiante, con poros visiblemente reducidos, sin sensación de tirantez. Y elimina el maquillaje como ningún otro producto que hayamos probado jamás.

Leer más

Labios rojos para todas

Vestir nuestros labios de rojo no pasa de moda. Se dice que en tiempos de crisis se venden más labiales rojos que de cualquier otro color, y es cierto.

El color rojo nos hace más femeninas, más seguras de nosotras mismas y, al igual que al calzarnos unos tacones, nos hace sentir que podemos con todo.

Sin embargo, no a todas las mujeres les convence este color para decorar sus labios, otras lo usan solo a partir de las ocho de la noche o para alguna ocasión especial.

Labios rojos

Pero después de que leas este artículo te darás cuenta de que hay un labial rojo adecuado para ti, tanto si lo quieres muy marcado como si más bien prefieres apenas insinuado, el efecto “boca mordida”. Pero rojo, siempre rojo.

Este color icónico tiene un puesto de honor esta temporada en dos versiones muy diferentes, para que todas las mujeres podamos lucirlo a nuestra manera. Ten a mano un espejo de maquillaje, indispensable para ver los pequeños detalles de nuestro maquillaje.

Pintalabios mate, intenso y poderoso:

El mate es una de las texturas de la temporada, esto es gracias a las nuevas fórmulas que dibujan unos labios aterciopelados, pero no secos ni acartonados.

Hay que tener en cuenta que el mate, al contrario que el brillo, resalta la forma y el estado de la boca, por eso es muy importante mantener unos labios bien cuidados, y antes de aplicar el labial, exfoliarlos e hidratarlos muy bien.

Leer más

El cuidado de las uñas

Porque no solo de esmalte viven las uñas, nada como mimar, cuidar y nutrirlas para lucirlas fuertes y en plena forma.

No basta solo con pintarlas, las uñas requieren un cuidado específico y frecuente para que estén bonitas, y lo más importante: sanas.

Hay quienes se han mordido las uñas durante mucho tiempo y la uña se ha deformado o no crece correctamente. Estas personas tienen una duda: una vez mordidas ¿Vuelven a crecer bien con el tiempo?

Se dice que la onicofagia, es decir, la costumbre de morderse las uñas, daña su forma para siempre. Esta afirmación no es del todo equivocada, pero tampoco del todo cierta.

Morderse las uñas de vez en cuando no las estropea, pero sí es un hábito que hemos adquirido durante mucho tiempo (y se mantiene en el), se pueden provocar traumatismos e infecciones que acaban afectando a la raíz de la uña (el área desde la que nace), y, con ello, altera su crecimiento.

Tratamientos de belleza para nuestras uñas

Hacerse la manicura en esos casos, aunque esten muy dañadas, puede ser una buena manera de evitar morderlas. Al vernos las uñas cuidadas y bonitas ayuda a tomar conciencia sobre el hábito incosciente de morderlas.
Hay ciertas cosas que resultan perjudiciales para las uñas, como por ejemplo el agua.

El agua lo que hace es disolver los elementos que mantienen unida la queratina que compone las uñas, especialmente la urea y el ácido láctico, sus principales agentes higratantes.

Leer más