Institutoponds.es

Saca lo mejor de tí

Once pasos para estar radiante

¿Sabes que cuidar de tu piel y de tu cabello es una inversión de futuro? Se trata de disfrutar mientras te pones guapa y además te cuidas.

Empieza a cuidarte siguiendo estos sencillos consejos y verás que estar radiante no es tan difícil y no ocupa tanto tiempo. Solo es cuestión de llevar una rutina diaria y tras poco tiempo, ya no podrás estar sien ella.

Once pasos para estar radiante

El proceso empieza nada más salir de la ducha y acaba al coger el bolso para salir a la calle, así que ¡Aprovecha este rato de relax y bienestar para mimarte!

<p>Limpieza profunda: Una piel perfectamente limpia es el primer paso para tener una piel radiante y saludable. Además la piel del rostro tiene que estar preparada para los cosméticos que se le van a aplicar después, por eso es tan importante este paso previo.

Pero no sirve cualquier limpieza, con un cepillo sónico limpias 6 veces más que con otros métodos de limpieza.

Además eliminas impurezas, maquillaje, grasa, etc… Aplica un limpiador adecuado a tu tipo de piel y en un minuto estarás lista. ¿Y para la limpieza de los ojos y su contorno? Lo mejor es un agua micelar para retirar restos de maquillaje. Impregna un algodón con este líquido y pásalo por los ojos y los labios.
Despierta la mirada: Borra los signos del cansancio y de una mala noche con un buen contorno de ojos, y si es antiaging mucho mejor, pues alisará la zona que rodea al ojo. Es una zona que no necesita mucha cantidad. Con la yema del dedo aplica toques intermitentes por debajo de la línea de las pestañas inferiores.

Hidratación intensa: La hidratación es imprescindible en nuestra rutina diaria, tanto del rostro como del cuerpo. A partir de los 35 años, la epidermis comienza a mostrar los primeros signos de envejecimiento: pérdida de brillo, aparición de arrugas y pérdida de suavidad. Por eso es tan importante aportar nosotras esa acción de antienvejecimiento tan necesaria. Cada edad requiere una crema hidratante distinta, usa la adecuada para tus necesidades.

Además mantiene la piel hidratada, luminosa y firme durante horas.

Cabello nutrido: Usas champú y acondicionador, pero ha llegado el momento de utilizar también un sérum, que además de fortalecer la melena aporta volumen. Se aplica desde la mitad del pelo hasta las puntas, sin aclarado.

Volumen para nuestra melenaza: ¿Te encanta el volumen que queda tras trabajar el cabello con secador? Ahora lo puedes mantener durante más tiempo con la ayuda de la espuma. Se puede aplicar tanto en el cabello húmedo (secándolo con ayuda de un cepillo) como seco para mantener el efecto maxivolumen. ¡Ya nunca tendrás esa sensación de que tu pelo pierde cuerpo!

Pre base y base de maquillaje: A la hora de maquillarnos, es muy importante el uso de una pre base de maquillaje. Esta unifica la tez y el tono, difumina imperfecciones y líneas de expresión. Después será mucho más fácil aplicar nuestra base de maquillaje. Recordad que cuanto más sofisticado sea el look, más suave y fresca debe verse la base.

Mejillas: El colorete se aplica en el centro del pómulo, para dar buena cara y frescor. Puedes utilizar colorete en crema o bien optar por el colorete en polvo, la duración es la misma, solo cambia la forma de aplicarlo.

Ojos: A continuación, hay que trabajar los párpados con dos sombras, con un matiz metálico si es para la noche. Usaremos la más oscura en el párpado móvil y la clara para iluminar el centro del párpado y el lagrimal. Además de las sombras deberemos aplicarnos eyeliner.

Pestañas: Fundamentales para enmarcar la mirada. La máscara de pestañas la aplicaremos en las pestañas inferiores y superiores para dar expresividad y volumen. Importante: definir las cejas de manera suave, pero manteniendo una forma algo despeinada. Para ello, mejor utilizar una máscara en lugar de un lápiz.

Labios: Para unos labios sexys nada mejor que un rojo intenso y mate. Elige las barras duraderas que no se van con los roces.

Uñas: Completamos el proceso beauty dedicándole unos minutos a las uñas. La tendencia esta temporada es mezclar dos rojos diferentes, uno para las uñas y otro para los labios.

Pero utiliza siempre las de secado ultrarrápido y, además, de larga duración. El color permanece inalterable durante una semana y además las hay en una gama extensa de colores para elegir. Para no salirte: Empieza por la base de la uña en dirección hacia la punta y luego pinta los laterales.

¿Ves como no ha sido tan difícil? Ahora solo te queda ponerlo en práctica.